domingo, 26 de marzo de 2017

Fui a un casamiento

Y entendí que el amor era realmente eso que se veía en los ojos del novio mientras la novia llegaba a su encuentro en el altar. Después los vi bailar, vi las mismas miradas y lo confirmé. Además, me encontré con partes de la familia que estaban desconectadas por el olvido. No estuvo mal. Una de mis primas dijo hoy que "lentamente el ser humano evoluciona". Creo que es cierto (más allá del tecnicismo científico sobre qué es evolución y cuándo usar esa palabra): de la generación criada en colegios católicos entre los 80s y 90s, los descendientes van/irán a escuelas públicas laicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario